Trucos y Consejos de Cocina. Letra A.



Trucos y Consejos de Cocina. Letra A.
Trucos y Consejos de Cocina. Letra A.

ABADEJO.- Limpiar con agua y hielos ya que su carne es muy delicada. A la hora de cocinar, frotar con un poco de ajo para potenciar su sabor. Para exfoliar en láminas fácilmente, después de cocer, aplastarlo un poco con las manos.
ABLANDAR HORTALIZAS.- Las hortalizas troceadas en dados se ablandan antes de empezar a preparar la sopa para que se cuezan en sus propios jugos y conserven su sabor. Derretir 1 a 2 cucharadas de manteca en una cacerola. Poner las hortalizas, rociar con agua y sazonar. Para evitar la evaporación, cubrir con papel sulfurizado y cocer a fuego lento.
ABLANDAR PULPO.- Si compras pulpo fresco, tendrás que golpearlo para que se ablande. Eso se puede evitar, congelándolo y descongelándolo después.
ABRIR OSTRAS.- Para abrir las ostras con mayor facilidad se recomienda introducirlas en una bolsa de plástico y en el congelador durante media hora.
ABRIR UN CENTOLLO.- 1.- Colocar el centollo boca arriba y arrancarle el abdomen, tirando hacia atrás. 2.- Ir arrancando las patas una a una, girándolas hacia atrás. 3.- Con unas tenazas para marisco o con un mazo ir golpeando las patas sin destrozarlas e ir colocándolas en una fuente. 4.- El centollo se abre por la parte de atrás separando el caparazón del cuerpo llamado "cacho" y con un tenedor ir retirando los cartílagos. 5.- El caparazón lo colocaremos encima de las patas pero antes se debe eliminar el estómago, para ello hay que darle un golpe seco en la parte de la boca y se va tirando de ella hasta retirar todo. 6.- En cuanto al cuerpo o cacho cortarlo en 6 u 8 trozos según tamaño para que sea más fácil comerlo y finalmente colocarlo en la fuente de manera vistosa. 7.- Ya está listo para servir y disfrutar.
ACANALAR.- Cuando no se tiene a mano una acanaladora para acanalar una fruta, utilizaremos un cuchillo, se practica varios cortes formando tiritas y luego desprender cada una de esas tiritas cortadas con la punta del cuchillo.
ACEITE.-
1.- Para que el aceite usado quede limpio y sin olores, se puede freír en él una corteza de limón o de naranja. Si el aceite está muy quemado, este truco no tiene efecto.
2.- Para saber si está caliente y a punto echa un palillo en el aceite .Estará a punto cuando salgan burbujas a la superficie.
3.- Para que el aceite no se ponga rancio pon en la botella un terrón de azúcar. Si es el aceite que sobra de los fritos colócalo en un recipiente de boca ancha y echa encima un chorro de coñac o aguardiente, esto formará una capa en la superficie que reservará el sabor del aceite.
4.- Para aprovechar un aceite ennegrecido, fríe una ramita de perejil en él. Rápidamente recuperará su color original.
5.- Si es invierno y se te ha congelado el aceite no lo calientes al fuego ya que se estropearía. Pon la botella en remojo con agua caliente para que vaya cogiendo su textura.
6.- El aceite para escabechar aves y animales de caza, es una aceite que se puede reutilizar 4 o más veces. Es recomendable no desecharlo así porque si, sino que cada vez que utilicemos el aceite, lo colaremos por un chino y lo envasaremos al vacio y lo congelaremos, siempre que nuestro presupuesto nos lo permita.
7.- El aceite de nueces hay que cortarlo con otro aceite ya que es demasiado fuerte. Conservarlo siempre en frigorífico para que no se ponga rancio.
8.- El aceite de oliva ya usado no se debe mezclar con uno sin usar. Se conserva en envase opaco para no alterar sus características organolépticas. Para que al freír un alimento se forme menos espuma, añadir una cáscara de huevo en el aceite. Para potenciar su sabor se pueden añadir unos granos de comino.
9.- Un terrón de azúcar echado a la botella del aceite impide que se enrancie.
10.- Para que el aceite te dure más tiempo limpio, cuando frías alimentos empanados añade 2 cáscaras de huevo.
11.- Para mejorar el sabor del aceite basta echar, al freírlo, un trozo de miga de pan mojada en vinagre y retirarlo cuando suba de color.
12.- Si el aceite salpica porque tiene un poco de agua, se le puede añadir un poco de sal, y dejará de hacerlo.
13.- Para que el aceite no mezcle los sabores, pela una patata échala en la sartén. Sácala cuando esté dorada Puedes hacer lo mismo con una cascara de limón.
14.- Si quieres aromatizar tus aceites, nada más sencillo. Pon el aceite que quieras aromatizar en un cazo junto con el aroma que le quieras dar (por ejemplo, aceitunas negras o corteza de limón cortadas a trocitos) y espera a que empiece a hervir. Retíralo del fuego y déjalo reposar. En caso de querer embotellarlo, colócalo en el recipiente, bien cerrado, y espera 30 días antes de consumirlo. Puedes prepararlo con hierbas (menta, orégano), pimienta en grano, ajo, canela en rama, ají... lo que te apetezca.
15.- A la hora de freír es importante que el aceite esté bien caliente, pero sin humear, ya que si lo hace quiere decir que está quemado y hará lo mismo con lo que introduzcamos en él.
ACEITE DE CACAHUETE.- Por resistir bien el calor, hasta 200/220º, es adecuado para frituras y guisos. Por ser de gusto neutro, también se utiliza en aliños e incluso en repostería puede sustituir la mantequilla.
ACEITE DE GIRASOL.- Refinado y de gusto neutro, resiste peor el calor, sólo hasta 180º. Es más barato que el anterior y se puede utilizar también para aliños y guisos sencillos.
ACEITE DE OLIVA.- Es quizás, el rey de los aceites; es caro, pero resiste bien el calor, hasta 210/220º, y adecuado para frituras, guisos y aliños.
ACEITE DE PEPITAS DE UVA.- Resulta ideal para la confección de mayonesas.
ACEITE DE SOJA.- Más barato, no debe calentarse y sólo se debe utilizar para aliños.
ACELGAS.-
1.-No se deben quitar todos los hilos de los tallos de las acelgas, ya que contienen mucha fibra. Es preferible cortar los tallos en trozos pequeños para que no sean incómodos al comerlos.
2.- Para pelar las acelgas, se coge el tallo con las dos manos y se parte en dos, estas dos mitades quedan unidas por las fibras luego se separan los dos trozos y se separa fácilmente la piel fibrosa de una cara. A continuación se parte el tallo a trozos en sentido inverso para quitar la piel del otro lado y a continuación se sumerge en agua fría con limón para evitar la oxidación. La acelga como los cardos son autenticas esponjas de sal por lo que hay que tener cuidado con esta al cocerlas. Para evitar su ennegrecimiento se pueden cocer en agua blanca, es decir en agua y dos cucharadas soperas de harina.
3.- Tenga en cuenta que las hojas verdes y finas de las acelgas necesitan la mitad del tiempo de cocción que las pencas. Por ello se aconseja cocinarlas en dos partes, y así se evita que las hojas queden demasiado cocidas y blandas.
ADEREZAR ENSALADAS.- Aderezar las ensaladas de vegetales crudos en el momento de servirlas. De esta manera el ácido del vinagre o el limón no las marchitará.
AFILAR TIJERAS.- Para afilar las tijeras en casa, coger un trozo de lija no demasiado fina, dar de vez en cuando tres o cuatro cortes con las tijeras, que recuperarán su filo.
AGUACATE.-
1.- No intente retirar el hueso de cualquier manera. Se debe pinchar con la punta del cuchillo para sacarlo y a continuación despegue la pulpa con una cuchara rodeando la piel.
2.- Para que maduren los aguacates, mételos en una bolsa con la piel de un plátano.
3.- Si te ha sobrado aguacate y deseas conservarlo. Debes cubrirlo con harina y dejarlo a temperatura ambiente, nunca en la nevera.
4.- Los aguacates se oxidan en presencia del aire. Para evitarlo córtalos poco antes de servir o pon un poco de aceite en la preparación para que duren frescos más tiempo.
5.- La mejor manera de quitar el hueso al aguacate es darle un golpe seco con la hoja de un cuchillo para que este coja el hueso, girar y tirar hacia arriba.
AGUJA (CARNE).- Para cocerla bien, nunca debe tocar el fondo pues ese lado se cuece más. Para evitarlo se coge una espátula de madera donde irá enrolladlo el hilo de la carne y dándole vueltas a dicha espátula la carne subirá y queda colgando para así hacer una mejor cocción por entero.
AHORRAR ACEITE.- Si cocina para usted solo (o para dos), compre una sartén china (tiene forma de sombrero vietnamita invertido). Ahorrará mucho aceite, y cocinará más rápido.
AHUMADOS MENOS SALADOS.- Si los ahumados están demasiado salados ponlos en remojo durante cinco minutos en leche.
AJOS.-
1.- Para que no repetir el ajo retirar el germen que hay en su interior, de este modo no resultará indigesto.
2.- Para machacar ajos, se debe añadir un poco de sal al diente de ajo, de este modo no se escurrirá fuera del mortero.
3.- Si le gusta las espinacas aromatizadas con ajo, pele un solo diente pínchelo con el tenedor y remueva las espinacas con él mientras las salteas.
4.- Para aromatizar una salsa ó un adobo, no es necesario pelarlos, basta con cortar una cabeza entera por la mitad ó aplastar los dientes de ajos.
5.- Para hacer una crema de ajos, sumergir los dientes en agua hirviendo durante unos dos minutos, enfriar y luego para pelarlos basta con aplastarlos entre el pulgar y los otros dedos.
6.- Otro truco consiste en aplastarlos con la hoja de un cuchillo grande, se introduce en agua fría se lleva a ebullición y luego se enfrían, se pelan solos y una vez pelados se blanquean en agua hirviendo unas tres veces, de dos a tres minutos cambiando el agua y así evitaremos el amargor.
7.- Para hacer una manteca de ajos, nos resultará algo sosa con los ingredientes habituales, mantequilla, ajo y sal, para que esto no ocurra se le incorpora unas gotas de licor anisado, mejorará la manteca y no sabrá a anís. Se le puede añadir, en vez de anís, unos granos de anís machacados.
8.- No debes guardar el ajo en la nevera, ya que de este modo se terminara pudriendo en unos pocos días.
9.- Agrega ajo a tus comidas después que los otros vegetales hayan soltado su jugo. Si lo agregas antes corres el riesgo de un sabor amargo.
10.- Antes de pelar los ajos póngalos sobre una tabla de picar y aplástelos un poco con el mango de un cuchillo. La cáscara se despegará y los pelará muy fácilmente.
A LA PLANCHA.- A la plancha quedan bien las hortalizas carnosas (berenjena, calabacín), así como las alcachofas. También quedan sabrosas las setas, los champiñones, la cebolla, el puerro, los tomates y los pimientos. La elaboración es muy sencilla. Se cortan los vegetales en porciones pequeñas, se sazona la pieza, se unta con aceite y se coloca en la plancha no demasiado caliente. Para facilitar el paso del calor al interior del alimento se pueden hacer unos cortes transversales. Cuando el vegetal está tostado por una cara se le da la vuelta y se espera a que se haga por dentro.
A LA PLANCHA SIN PLANCHA.- Para evitar que el pescado a la plancha se queme antes que se cueza o simplemente no tiene una plancha, tiene dos soluciones Si tienes plancha, marca el pescado por un lado y por el otro y colócalo en una bandeja y al horno. Le queda blanco y bien hecho por dentro. Colócalo en una bandeja, en crudo, y métalo en el horno bien caliente, cuando esté dorado por encima voltéelo y una vez dorado baje la temperatura del horno hasta que esté hecho.
ALBAHACA.- Las hojas de albahaca también se pueden freír en una sartén con un fondo de aceite. Recomendado para esparcir sobre un pisto, le da un sabor delicioso.
ALBARICOQUE.- Cuando quieras hacer una tarta de albaricoques, estos debes cortarlos por la mitad y poner las mitades con piel sobre la masa, evitarás que el jugo humedezca la masa por lo que el jugo se quedará en la concavidad de la fruta. Los albaricoques pueden ser un gran acompañamiento de varios helados. Para ello los blanqueas unos treinta segundos en agua hirviendo, los pelarás mejor y luego los salteas con un poco de mantequilla y azúcar. Para hacer compota de albaricoques debes conservar la nuez del hueso y no tirar las cascaras, estas las envuelves en un trapo fino y las cueces junto con la fruta, da más sabor.
ALBÓNDIGAS.-
1.- Para que sus albóndigas queden tiernas, añada a la carne picada un poco de miga de pan, que previamente haya dejado reposar en leche.
2.- Si va a hacer albóndigas y desea que éstas queden mucho más jugosas y consistentes, recuerde que debe añadir una patata rallada a la carne cuando esté preparándolas. El resultado final será sorprendente y su familia se lo agradecerá.
3.- Para que le queden redondas, un truco es meterlas en el frigorífico 10 minutos antes de freírlas.
ALCACHOFAS.-
1.- La mejor manera para cocinarlas es ponerlas en agua hirviendo, luego vaciar el agua y añadir agua fría. Dejarlas un par de minutos y luego volver a poner al fuego. Cuando vuelva a hervir, se baja el fuego y se deja que terminen de cocinarse a fuego suave.
2.- Para que las alcachofas que preparas no se ennegrezcan, luego de cortarlas y prepararlas, frótelas con limón o póngalas en un recipiente con agua acidulada con zumo de limón.
3.- Si utiliza alcachofas de lata, lo mejor es aclararlas con agua hirviendo antes de prepararlas, así no tendrán ese regusto tan característico.
4.- Hay que partir el rabo de la alcachofa justo antes de cocerla, ya que este conserva el corazón de la alcachofa, se evita la oxidación de su fondo.
ALCAPARRAS.- Haremos una pasta deliciosa si las trituramos con la batidora y luego la mezclamos con mantequilla fundida.
ALEJAR INSECTOS.- Para alejar los insectos de la cocina, se pueden poner unos trozos de cebolla cerca de los alimentos. A los insectos no les gusta ese olor y no se acercarán, sobre todo a las moscas.
AL HORNO.- Al horno quedan bien los mismos vegetales que se cocinan a la plancha. Aunque pueden ponerse a ruedas para acortar el tiempo de asado, quedan mejor enteras porque se resecan menos. Pimientos, tomates, berenjenas, calabacín, cebolla o puerro resultan muy sabrosos asados al horno. Pueden hacerse sin aceite, envueltos en un papel que resista la temperatura -aluminio o sulfurizado- untados de aceite, sobre todo si se han de pelar después, como es el caso de pimientos y berenjenas. Se aconseja asar los vegetales a una temperatura elevada (200-220ºC) para que la superficie quede crujiente y el interior jugoso. Una vez asados los vegetales, se pueden degustar aliñados con aceite de oliva y sal.
ALIÑOS.-
1.- La lechuga se aliña en el último momento. Se recomienda en las ensaladas, echar primero el aceite, remover y luego incorporal el vinagre, la sal y si se quiere pimienta.
2.- Pique muy finamente un poco de jamón serrano o ibérico y póngalo en un bol. Añada también cebollino muy picado o perejil. Abra unas almejas al vapor, saque la carne y póngala en el bol. Añada aceite de oliva, sal y pimienta. Frío o templado es un acompañamiento exquisito para pescados.
3.- Seguir este orden al aliñar una ensalada: primero la sal, después el vinagre y, por último, el aceite. Si se riega primero con el aceite, los ingredientes se recubren de una película que impide la absorción de los otros sabores de forma uniforme.
ALIOLI.-
1.-Para que esta no quede líquida, añadir una patata pequeña cocida y tamizada o añadir nueces.
2.- Para evitar que el ajo del alioli repita hay que retirar el germen de color verdoso que cada diente posee en el centro.
3.- Si deseas que esta salsa te quede más cremosa, añádele una clara de huevo a punto de nieve.
ALMEJAS.-
1.- Para que las almejas resulten tiernas, hacer presión con los dedos para vaciar el estómago. Lavar bien, escurrir en un colador y verter sobre ellas, agua a punto de hervor. Mover bien para que el agua las alcance a todas. Escurrir y aderezar con aceite de oliva, sal, limón y hierbas a elección. Colocar en un frasco y conservar hasta una semana en la nevera.
2.- Para limpiarlas bien, introducir en un recipiente con abundante agua y sal. Si al cocinarlas, alguna no se abre, retirar porque su ingestión puede resultar tóxica. Si se desea comer en crudo, sumergir en agua hirviendo durante 30 segundos para que se abran.
3.- Para quitarle la arena a las almejas, dejarlas varias horas en remojo en agua con abundante sal. También puedes sumergirlas durante 15 minutos en agua con gas.
4.- Tener las almejas varias horas en remojo en agua con abundante sal es conveniente para eliminar la sal que se encuentre en su interior.
5.- Siempre que queráis congelar almejas debéis hacerlo cuando ya estén cocidas y en su propio jugo.
AL MICROONDAS.- Al microondas también se pueden asar las verduras y hortalizas. Este electrodoméstico permite que los alimentos se cocinen en pocos minutos a la vez que las radiaciones destruyen los gérmenes. Además, hasta la fecha no se ha comprobado que las microondas provoquen mayores pérdidas nutritivas que otros métodos de cocción tradicional. Para cocinar los vegetales al microondas, éstos se colocan en un recipiente mojados con el agua del lavado, se cubren y, a la mitad de la cocción, se revuelven. Se pueden cocinar enteros y con piel (calabacín, berenjena, tomate...) tras pincharlos con un tenedor o con pequeños cortes para evitar que el aumento de la presión los haga explotar.
ALUBIAS.-
1.- Las alubias no se lavan antes de envasarlas porque la humedad las haría brotar, o sea que cuando necesite poner a remojo y cocinar alubias, habrá que sacar el polvo del campo aclarándolas con agua fría en un colador.
2.- Cocinar distintos tipos de alubias con el mismo tiempo de cocción en la misma cazuela no es una buena idea. Su sabor y color se mezclarán y no se distinguirán; cualquier desconocimiento de la edad o sequedad de las alubias provocará una cocción desigual, algunas cocerán perfectamente, otras pueden desintegrarse en puré y las demás quedarse duras.
AL VAPOR.- Los vegetales conservan más su propio sabor, por lo que resultan muy sabrosas y más nutritivas, siempre que se respete el tiempo de cocinado. Las sales minerales se concentran en el alimento debido a que no está en contacto con el agua o el caldo. Puede realizarse en olla rápida o convencional si se dispone de un cestillo para la cocción de verduras que levante del fondo de la cazuela. Los vegetales se colocan en el cestillo, se añade agua en el fondo, se cierra la olla y se coloca en el fuego. Estos alimentos resultan mucho más agradables al paladar, sobre todo para quienes tengan restringida la adición de sal a las comidas.
AMBIENTADOR NATURAL.- Para hacer desaparecer los olores a comida en la casa, se pone a hervir agua y se le incorpora: azúcar, canela, clavo y corteza de limón. No falla.
ANCHOAS.- Para quitar la sal de las anchoas rápidamente, lávalas con abundante agua fría y después sumérgelas en un recipiente con vinagre de vino durante quince minutos.
ANGUILAS.- Para que la anguila quede más rica, se debe macerar durante cuatro o cinco horas con un adobe de vinagre.
ARENQUE.- Para desalar el arenque se deja unas horas en remojo con leche sin hervir.
ARROCES.-
1.- Procura que el arroz te quede sueltito cuando lo vayas a utilizar en ensalada, puesto que si está blando, la ensalada te quedará pastosa.
2.- Cuando tengas que añadir más caldo al arroz, si está todavía en proceso de cocción, el líquido que se vaya a verter debe estar caliente. Al arroz le sienta fatal que lo añadas frío.
3.- El mejor colorante para el arroz son unas hebras de azafrán. Aunque hay colorantes artificiales, nunca quedará tan bonito como con el azafrán, además de darle su toque de sabor.
4.- Para que el arroz quede suelto, se le añaden unas gotas de limón cuando esté a punto de terminar la cocción.
5.- Para preparaciones dulces de arroz, no se debe utilizar el de grano largo, puesto que no quedaría tan cremoso como con un arroz bomba o de grano corto.
6.- Un arroz acompañado de carne o pescado, resuelve a la perfección un menú de plato único.
7.- Como el arroz salvaje es bastante caro, se puede mezclar con arroz de grano largo. Así podemos economizar un poco.
8.- Para cualquier receta con arroz en molde, se debe utilizar el de grano corto.
9.- Para cualquier preparación con grano suelto, es preferible utilizar el arroz de grano largo.
10.- Para que el arroz quede más sabroso, se puede sustituir el agua de cocción por caldo de carne, pescado o verduras.
11.- El agua de cocción del arroz es un estupendo astringente natural.
12.- Al arroz no le sienta bien que se le cambie de recipiente. Si lo cocinas en una cazuela de barro, no habrá que cambiarlo a otro para sacarlo a la mesa.
13.- El tiempo de cocción del arroz es muy importante. Si se pasa, ya no estará bueno. Por lo que es muy importante dejar que termine su cocción fuera del fuego y tapado con un paño de cocina limpio.
14.- El arroz vaporizado, aunque es de color moreno, al cocinarlo queda blanco.
15.- Para que el arroz quede bien blanco, se le añade al agua de cocción unas gotas de jugo de limón o vinagre.
16.- Para que el arroz te salga muy esponjadito y no batido lávalo tres veces, y cada vez que lo laves frótalo con tus manos como si lo tallaras, notaras que a la tercera vez que lo laves el agua ya estará transparente, eso quiere decir que lo desalmidonaste y estará listo. Otro tipo: por cada taza de arroz usa 2 de agua déjalo hervir y al momento de que hierva le bajas la flama y lo tapas. Listo espera a que se evapore el agua restante.
17.- Se recomienda agregar una cucharada de jugo de limón al agua con que se hervirá el arroz, para evitar que éste se pegue a la olla.
18.- Cuando el arroz se ahúma (o huele a quemado), se coloca una cebolla entera dentro de la olla, eso evitará que sepa a quemado.
19.- Para que el arroz con leche quede más cremoso, una vez ya hecho añade tres o cuatro cucharadas de nata.
20.- Si el arroz está demasiado cocido pásalo por agua fría y escúrrelo muy bien. Ponlo 10 minutos en el horno a fuego fuerte.
21.- Para cocer el arroz en menos tiempo déjalo antes en remojo con abundante agua fría durante media hora. Después cuélalo.
ASADO.-
1.-Cuando esté haciendo un asado a la parrilla, la carne sabrá mejor aún si le echa al fuego una ramita de romero o tomillo.
2.- Con el asado se realza el sabor de las hortalizas pero se pierden cerca de un 25% de sus vitaminas. La ventaja es que requiere poca grasa y, gracias al sabor de estos alimentos, se obtienen platos muy deliciosos.
3.- Normalmente, en la técnica de asado con espetón, se emplea como fuente de calor el carbón vegetal, aunque también hay asadores eléctricos. Presenta la ventaja de asar de forma uniforme las aves, y la carne resulta jugosa porque en el exterior se forma una costra en poco tiempo que impide la salida de jugos. El ave se ensarta en el espetón, una vez limpia y bridada, untada con grasa y condimentada. Al girar se permite el dorado uniforme de la piel, cuya superficie queda tostada y crujiente. Mientras dura el proceso, se unta de vez en cuando para que no pierda jugosidad, bien con grasa o bien con su propio jugo.
4.- Para que le quede jugoso, introduzca un recipiente con agua dentro del horno. Haga unos cortes profundos, para regarlo durante el asado. Si le añade un poco de azúcar sobre la superficie, además le quedará crujiente.
5.- Para asar chuletas de cordero has lo siguiente: Con un cuchillo de cocinero quitar el exceso de grasa del borde de la chuleta. Para sujetar la carne suelta, hacer un corte en la grasa e introducir un ramito de romero. Poner las chuletas sobre la rejilla aceitada de la parrilla precalentada o sobre la plancha con aceite de oliva y precalentada. Cocer 3 minutos de cada lado o hasta que estén a gusto.
6.- Los cortes de carne que no son de primera calidad, se benefician con una cocción lenta. Para asar 1 kilogramo de carne enrollada se requieren 2 1/2 horas de cocción. Para obtener un buen sabor, soasar primero el trozo de carne a fuego vivo y con poco aceite. Después de dorar, añadir caldo, vino o una mezcla de ambos, hortalizas troceadas (cebolla, puerro, por ejemplo), un ramito de hierbas aromáticas, sal y pimienta. Cocer lentamente u hornear a 170° C hasta que los ingredientes estén tiernos. Añadir los tubérculos unos 30 minutos antes de finalizar la cocción.
7.- Para asar un lomo has lo siguiente: Limpiar el lomo y atar para darle forma y lograr que se cocine uniformemente. Sazonar y dorar en aceite caliente. Colocar en el horno precalentado a 220 ° C. Rociar frecuentemente durante la cocción para que quede jugoso. Para un lomo de 1.5 Kg. dejar de 20 a 30 minutos, según el punto que se desee.
8.- Para asar un pavo, debe tenerse en cuenta que: Cualquiera sea su peso, se cocina en horno fuerte (250ª C) durante la primera mitad del tiempo calculado para su cocción y a horno suave (150ª C) la otra mitad. Se calculan 30 minutos por cada kilo de ave. Para adobarlo se deben frotar bien los condimentos elegidos y, si es posible, dejarlo algunas horas adobado antes de asar. Puede inyectarse vino blanco o coñac en las pechugas para evitar que se sequen. Debe mojarse el pavo con sus propios jugos durante la cocción.
9.- Para asar un pollo al horno has lo siguiente: Secar el pollo por dentro y por fuera con servilletas de papel. Sazonar por dentro e introducir los condimentos. Con la pechugas hacia abajo, sazonar el extremo del cuello. Puede rellenarlo con una cuchara. Meter los extremos de los muslos debajo de la piel de la cola y poner el pollo en una fuente. Colocar trocitos de manteca sobre la pechuga. Asar el pollo rociándolo con sus jugos a menudo. Empezar a cocerlo por un lado de 15 a 20 minutos y después por el otro durante el mismo período de tiempo. Asar con la pechuga hacia arriba el resto del tiempo de cocción.
10.- Para asar una pierna de cerdo has lo siguiente: Si la pierna no tiene piel, practicar incisiones romboidales en la superficie. Pincelar con aceite y frotar con sal y pimienta o una mezcla seca de especias. Poner sobre una rejilla sobre una fuente de hornear y asar hasta que esté bien hecha. Rociar cada 30 minutos con la grasas que queda en la fuente.
11.- Para asar y trinchar un pato has lo siguiente: Asar el pato, primero por uno de los lados y después por el otro. Dar la vuelta y poner con las pechugas hacia arriba hasta que los jugos de la parte más gruesa del muslo salgan claros. Dejar reposar, cubierto con papel de aluminio durante 15 minutos. Poner el pato con las pechugas hacia arriba y cortar las atas con un cuchillo grande de cocinero. Cortar las articulaciones del muslo para separar las patas del cuerpo. Cortar las dos alas por la articulación del cuerpo. Cortar de un lado de la pechuga en lonjas, cortando hacia el centro de la misma. Repetir la operación por el otro lado de la pechuga. Poner las lonjas de pechuga, los muslos y las alas en una fuente de servicio caliente.
ATÚN.-
1.- Antes de cocinarlo marínalo en aceite de oliva durante 2 horas. También puedes poner en cada rodaja dos clavos de especia y rociarla con mucho limón.
2.- Para que el atún frito esté jugoso déjalo en remojo durante unos minutos en leche.
AVELLANAS.-
1.- Para obtener una mantequilla de avellanas para canapés, té o aperitivos, mezcla avellanas en polvo con mantequilla.
2.- Para pelar avellanas o almendras bastará ponerlas 5 min en agua hirviendo. No deben dejarse más tiempo para que no se ablanden y cambien el sabor.
AZÚCAR.-  Para aromatizar azúcar, se puede poner en tarros de cristal con unas ramitas de vainilla, cáscaras de limón o naranja, etc..

3 comentarios:

  1. Madre mía cuantos trucos, que bien vienen, gracias guapa ;)

    ResponderEliminar
  2. Espero que algún día puedas pasar por aquí a comer nuestra pizza.
    Hoy sábado nos toca.
    Besosss

    ResponderEliminar
  3. Superinteresante! Me lo voy a leer detenidamente. Un beso.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...